Sesión fotográfica, Anabel

      Anabel es mi hermana,la de en medio, es la bonachona de la familia (y yo, el "coco" de la familia, digo, para que después no me balconeen mis hermanos). A ella no le agrada tanto tomarse fotos, y cuando le pedí que me apoyara con una sesión de fotos  la pensó un poco, pero al fin de cuentas aceptó.

 
 Peinado y maquillaje,  Gaby Muriel

Peinado y maquillaje, Gaby Muriel

 

   Estar frente a la cámara es algo intimidante para algunas personas, y Anabel no fué la excepción, pero poco a poco se fué relajando; siempre al iniciar la sesión de fotos les explico que los primeros 30 minutos, son de adaptación a la cámara, a las direcciones que doy, a las poses, y que es totalmente normal que al principio se sientan tensas, tiesas, pero esa sensación va pasando conforme pasa el tiempo. Y esto se los explico, ya que les puedo notar en las expresiones que están preocupadas de, si lo están haciendo bien, tienen cara de estar pensando en lo que les estoy pidiendo hacer, y  del cómo se mirarán, ponen cara de ¿porqué me pone así?, pero esto va desapareciendo cuando les muestro  en la cámara el resultado, y es ahí, cuando se empiezan a relajar y sentirse un poco más confiadas de que sí se obtienen hermosas imágenes.

    He notado que en ocasiones, no nos gusta tomarnos fotos por alguna mala experiencia o experiencias con fotografías pasadas, donde lo mas probable es que en esas fotos estemos en nuestra postura relajada del cuerpo, donde les aseguro casi nadie, nadie sale bien.

 Les muestro un poco del resultado de la sesión fotográfica.